viernes, 9 de febrero de 2018

El Morezón desde la Plataforma de Gredos

EL MOREZON DESDE LA PLATAFORMA DE GREDOS

2.389 m. – SIERRA DE GREDOS

image

Ruta ascensión El Morezón 2.389 m desde la Plataforma de Gredos.

ZONA: Hoyos del Espino - Avila. - Sierra de Gredos - Sistema Central. Rutas en GredosDIFICULTAD: MEDIA-ALTA - DESNIVEL: 650 m - LONGITUD: 14 km

TIEMPO: 7:30 H. (CON PARADAS)

MATERIAL: ACORDE A LAS CONDICIONES CLIMATOLOGICAS DE LA ZONA.

 

IMPRESCINDIBLE LLEVAR CRAMPONES Y BASTONES.

 

CONSEJOS DE LOS GUIAS:

 

No debemos olvidar que vamos a estar en una zona de montaña y que estamos eninvierno por lo que las temperaturas pueden ser bajas, es preferible quitarse algunacapa y guardarla en la mochila que no echarla en falta.

Cómo transitaremos por zonas nevadas, es aconsejable el uso de polainas o guetres.Igualmente es necesario el uso de bastones para evitar sustos o resbalones.

Durante el recorrido no hay ninguna fuente donde avituallarse, así que llevar el agua que creáis que podéis necesitar.

Como ya os he dicho es obligatorio llevar crampones, no sabemos si hará falta utilizarlos o no, pero es necesario llevarlos.

Si tenéis cualquier duda poneros en contacto con Fernando o con Carlos los teléfonos os los facilitarían en la directiva de la Asociación.

DESCRIPCION DE LA RUTA

Ruta subida a el Morezón 2.389 m desde la Plataforma de Gredos , salida del parking de laPlataforma de Gredos 1.750 m empezamos una fabulosa de las Rutas deGredos ,tenemos un sendero bien definido de piedras que sale recto, este es el que cogeremos, vamos paralelos al río garganta de prados, durante unos 800 metros, a partir de este momento, el sendero que se torna a nuestra derecha, lo dejamos, y seguimos de frente, hasta el pluviómetro, y a esa altura, si que tenéis que girar a vuestra derecha y subir hacia arriba, y subiréis a la zona del, Valle del Río Pozas, pronto veréis a vuestra derecha el puente de las Pozas, que es el camino que lleva a la Laguna del Circo de Gredos.

image

Cuando tengamos a la derecha las Paredes Negras y la Cascada de las Pozas, dejamos el camino del Refugio del Rey para seguir recto y cruzar a Navasomera por la derecha del cerro que tengo enfrente (Cerro de la Cagarruta – 2229 m.) hasta aquí un recorrido sencillo sin demasiada pendiente y en el que la dificultad la marcará el estado en que encontremos la nieve.

 

Desde aquí bajaremos hacia el collado de Navasomera, que comunica el Valle del Río Pozas, con La Garganta Blanca, dejando a nuestra izquierda, el saliente de los Riscos del Fraile, que haremos a la bajada.

Ahora ya ponemos la mirada en El Morezón, y nos disponemimageos a afrontar las rampas más exigentes. La recompensa de esta cumbre, no hay palabras, Una vez aquí, no puedes dejar de mirar los 360 º y ver todo lo que te rodea, es un espectáculo de la naturaleza. El Almanzor con 2.591 m, la cumbre más alta de todo el Sistema Central, enfrentede nosotros, y casi, casi parece a nuestra  casi 200 m. más de altura, pero lo parece. Después de disfrutar del espectáculo y hacer las fotos de rigor, iniciaremos el descenso por la miimagesma ladera que ascendimos. En 15 minutos bajamos hasta el collado de Navasomera, y giramos a nuestra derecha, para alcanzar este último alto, El Alto de los Riscos del Fraile, con 2.299 m y desde aquí en continua bajada nos acercaremos al Refugio del Rey (ruinas) donde buscaremos acomodo para dar cuenta de nuestras viandas.image

 

Ahora ya solo nos queda una pequeña ascensión para remontar hasta la cuerda del Puerto de Candeleda donde si la climatología lo permite, podremos disfrutar de una vista única, a nuestra izquierda Gredos y sus picos, a la derecha los inmensosllanos del Valle del Tietar y si el día está muy despejado, alcanzaremos a ver los Montes de Toledo.

imageUna vez alcancemos el hito que marca el Puerto de Candeleda, iniciaremos un suave descenso que nos llevará de nuevo hasta el pluviómetro y los restos de lo que fue un remonte de esquí en el pasado y desde aquí alcanzaremos el camino por el que iniciamos la jornada, para llegar de nuevo a la plataforma, donde finalizaremos la ruta.

Fecha de la Salida: 25 de Febrero 2018

Hora de Salida: 7:30 de Paseo de Canalejas – 7:45 de Santa Marta

Organizan: Fernando Márquez y Carlos de Dios.

jueves, 8 de febrero de 2018

Información de la Ruta Sierra de la Culebra

Salida

De Santa Marta  7:00

De Salamanca, Paseo de Canalejas, a las 7:15Resultado de imagen de sierra de la culebra zamora


LINAREJOS-PEÑA MIRA-FLECHAS-VILLARINO DE MANZANAS

Nos vamos a la sierra de la Culebra, a la zona norte, donde se encuentra el punto más elevado de la Sierra, PEÑA MIRA 1240 mts. de altitud.

Comenzaremos en el pueblo de LINAREJOS (940 mts. altitud), bajaremos unos mts. desde el pueblo para tomar la carretera que le une con SANTA CRUZ DE LOS CUERRAGOS, una vez pasado el puente sobre el arroyo del valle y a pocos metros tomamos un sendero, no señalizado a nuestra izquierda, nos ira conduciendo poco a poco entre pinos y monte bajo hacia la carretera que viene de Villarino de Manzanas que después de caminar un Km. llegaremos a un mirador, punto desde el cual empezaremos a tener unas vistas del valle del rio Manzanas y la ciudad portuguesa de BRAGANZA al fondo.

Después de las correspondientes fotos, tomaremos una pista que nos conducirá a la base de la PEÑA MIRA, iremos rodeando la Peña Redonda que la tendremos a nuestra derecha, a nuestra izquierda tendremos las vistas de LINAREJOS y al fondo, la Sanabria-Carballeda. Unos pasos más adelante empezaremos a ver la Peña Alargada, en nuestro caminar la dejaremos a nuestra izquierda y en unos pocos metros más nos encontraremos en la base de PEÑA MIRA, es el momento de hacer un descanso y tomar el sendero que nos conduce a la cima de la Peña (1240 mts. altitud), encontrándonos el punto geodésico, reloj solar y unas vistas espectaculares.

Por el Norte, La Sierra Segundera, Sierra Cabrera, Sanabria-Carballeda y el rio Tera. Por el Este, el embalse de Valparaíso con el puente ferroviario del ave, que en su día estará en servicio y a lo lejos Benavente. Por el Sur, el valle del Arroyo Cabrón y los campos de Aliste, en dirección Sur-Este, divisamos la trayectoria de la Sierra de la Culebra con la antena de telecomunicaciones instalada cerca del Pico Picón, terminando la sierra en la zona del Pantano del Ricoballo. Por el Oeste, el rio Manzanas que hace frontera con Portugal, el Parque natural de Montezinho con la ciudad portuguesa de BARAGANZA.

Después del descenso de la Peña, tomaremos un cortafuego en descenso nos conducirá al valle del Arroyo Cabrón que siguiendo el valle por el margen izquierdo del arroyo y por pista, en pocos metros oiremos el murmullo de sus aguas, nos conducirán hasta el final de la ruta. Unos metros antes de llegar al pueblo de FLECHAS (840 mts. altitud), tendremos que cambiar de margen del rio y pasar por un puente de madera. El pueblo es precioso y bien conservado, pero ningún habitante. Las cosas que destacar en el pueblo, su iglesia y el reloj solar en la fachada de una casa a orilla del arroyo.

Saliendo del pueblo de FLECHAS, veremos un área recreativa para los niños, nos dirigimos hacia ella y pasamos por el puente para cambiar de margen del arroyo, empezaremos a ver los restos de los molinos que nos iremos encontrando por el camino, nuestra ruta está bien definida, siempre por la pista y sin perder el curso del arroyo, unas veces por su margen derecha y otras por la izquierda, iremos haciendo kms hasta llegar al pueblo de VILLARINO DE MANZANAS (660mts altitud), tendremos que cruzar por el puente y nos encontramos a nuestra izquierda con el arroyo de las Melendreras. En nuestro caminar nos hemos ido encontrando los molinos y huertos, que en sus distintos estados de conservación nos harán el camino más agradable y con zonas de baño para la época estival.

El valle que recorremos es el más profundo de toda la sierra de la Culebra, se crea un microclima y la temperatura es más agradable que los pueblos de alrededor, en la umbría del valle veremos distinto grupos de vegetación, encinas, robles, cerezos silvestres, castaños y los huertos que su día fueron cultivados.

Caminaremos por territorio de lobos, ciervos, corzos, jabalíes, zorros, tejones, nutrias, águilas, halcones y gavilanes, no los veremos, pero si sus huellas en el camino.

Gracias a los colaboradores Vicente, Asun y Juan J. Bermejo.

MERCE Y CARLOS

http://santamartakmina.blogspot.com.es/


C.D.S Santa Marta K-MINA

miércoles, 3 de enero de 2018

Recomendaciones para la salida del Tremedal a la Covatilla

RECOMENDACIONES:

 

- A FECHA DE HOY PRACTICAMENTE NO HAY NIEVE EN EL RECORRIDO

DE LA RUTA, PERO ESO NO IMPIDE QUE EN EL MOMENTO DE

REALIZAR LA SALIDA PUEDA HABER ZONAS EN LAS QUE HAYA

NEVEROS O ZONAS CON ALGUNA PLACA DE HIELO.

 

- ES ACONSEJABLE EL USO DE POLAINAS (HAY ZONAS EN LAS QUE

PASAREMOS POR PIORNOS EN LOS QUE PUEDE HABER HUMEDAD)

Y BASTONES PARA MAYOR SEGURIDAD.

 

- SI DISPONEIS DE CRAMPONES, SERÍA BUENO QUE LOS LLEVASEIS

POR SI FUERAN NECESARIOS EN ALGUN PASO (NO ES HABITUAL

QUE SEAN NECESARIOS).

 

- EN EL CASO DE QUE HUBIERA NIEVE, ESTA NO SUELE SER UNA

DIFICULTAD AÑADIDA A LA RUTA. AL CUBRIRSE LOS PIORNOS SE

FACILITA MUCHO EL PASO POR LAS ZONAS CON MAS PRESENCIA

VEGETAL.

 

GRACIAS!!!

Información Salida 14-01-2018 Tremedal–Canchal Negro- La Covatilla


 

Hola amigos, en esta ocasión vamos a poder disfrutar de una bonita ruta de media

montaña en nuestra cercana Sierra de Béjar.

El recorrido no es complicado y con excepción de dos pequeños tramos en los que la

pendiente es un poco más pronunciada, el resto es bastante asequible y no presenta

excesiva dificultad (eso sí, siempre teniendo en cuenta que estamos en zona de media

montaña).

image

imageLa ruta tiene una longitud aproximada de 12,5 Km. en travesía y acumularemos unos 750 m. en subida y 400 m. en bajada. Partimos de una altitud de 1.637 m. para alcanzar una cota máxima de 2.364 m. y calculamos una duración de unas 7 horas (paradas incluidas)

Desde El Puerto del Tremedal (1.637 m.) y tras ardua subida en autobús por su carretera estrecha llegamos a una amplia explanada donde daremos buena cuenta de nuestras tradicionales pastas y licores. Después de cruzar una alambrada, se toma una pista ganadera a la derecha bien visible que va subiendo poco a poco.

image

    image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vamos siguiendo la pista y si el día lo permite podremos disfrutar de una preciosa vista del Circo de Gredos en su cara sur. Podremos divisar gran parte de los grandes picos de Gredos, la Galana, el Cuchillar de Navajas, el Almanzor y en su parte más meridional, las cumbres del Juraco, Las Azagayas, La Covacha y el alto del Corral del Diablo.

 

Después del paseo de algo más de una hora accedemos a la pradera de la derecha por un paso bajo la alambrada en el lugar denominado La Presa. Siempre paralelos a la Garganta El Endrinal, cruzamos el murete de piedra con valla de espino que llevaremos todo el camino tanto al lado derecho o al izquierdo dependiendo el sentido de la marcha que tomemos.... Ya se ve desde aquí la Peña de Garci Sánchez y Peñas Negrillas, la Peña Negra de Becedas y la zona de la Covatilla

image

La pared/valla continua entre pastizales y piornos, hasta llegar a una pequeña barrera de piedra que desciende de Peñas Negrillas. Se atraviesa la barrera de piedra, y llegamos a una zona rocosa en las proximidades del Arroyo de la Garganta del Endrinal, la pared gira 90 grados, y empieza la subida más pronunciada de todo el recorrido. Seguimos entre piornos y más piornos hasta que por fin llegamos a la Peña Negra de Becedas.

 

Continuamos ascendiendo otra vez con la pequeña dificultad de los piornos, aunqueimage siempre buscando el paso sencillo, hasta llegar hasta las pistas de la Covatilla.

Hay que dejarlas a la derecha y ascender por la izquierda hasta lo alto de las mismas hasta el Canchal Negro (2.364 m.). Vértice Geodésico y punto más alto de la ruta de hoy.

 

A partir de aquí se inicia el descenso, siempre paralelos a la pista Oeste de la Covatilla, hasta encontrar el sendero que nos lleva al aparcamiento de la estación de esquí, donde daremos por finalizada nuestra ruta.

domingo, 3 de diciembre de 2017

De Mayalde a Peñausende. Reseña

Escudo de Mayalde.svg

 
Como complemento a la salida, os proponemos la siguiente documentación recogida esencialmente de la busqueda en Wikipedia.Iglesia de San Benito Abad
Mayalde se encuentra en la "calzada de El Cubo del Vino" a medio camino entre El Cubo  del Vino y Peñausende a unos 875 m. de altitud. La ubicación en alto de esta localidad y su topónimo de origen germánico, o de origen indoeuropeo precéltico según otros, avalan la hipótesis de la antigüedad de este asentamiento.  El mayal se refiere a dos utensilios de uso habitual en las tareas agrícolas. Uno es el instrumento compuesto de dos palos, uno más largo que otro, unidos por medio de una cuerda, con el cual se desgrana el centeno dando golpes sobre él. El otro es el palo del cual tira la caballería que mueve los molinos de aceite, tahonas y malacates.
Mayalde fue una de las localidades que la monarquía leonesa integró en el contexto de las repoblaciones que llevaron a cabo durante la Edad Media. Con posterioridad se constata la primera mención documental a Mayalde, fechada en el año 1143.
    A mediados del siglo XIII la diócesis zamorana puso en práctica la ordenación contable de todo su patrimonio territorial, para lo cual efectuó resúmenes o breves relaciones que fueron codificados en su archivo, Tumbos Negro y Blanco, como buena práctica para la gestión y dirección de sus intereses económicos.
    De entre los asientos derivados de esta nueva práctica, destaca el referente a esta localidad bajo la rúbrica de "Estos son los foros que fazen los de Mayalde al obispo", estableciendo a continuación que cada colono daba "una ochaba de cebada et III dineros", mas "VII morabetinos de servitioet martiniega", que "de la eglisia lieva el obispo la tercia" y que también "dan ela iantar". El texto transcrito muestra una clara relación de señorío-vasallaje que estuvo vigente en esta localidad a pesar de no existir un documento en el que se contenga su carta constitutiva.7
    Existe una posterior cita en el Tumbo Blanco, en la que se recoge la "Postura que hizo el obispo con el concejo de Mayalde", recogiendo al efecto una breve ordenanza sobre el régimen del ganado de holganza y la potestad del alcalde y del casero del obispo de imponer y hacer efectiva la multa de cinco maravedíes por las infracciones tasadas. El acuerdo contempla las siguientes tres reglas:8
  1. "Que todos aquellos que overen vacas, que fagan curral en la aldea o en lo monte, hu las tenga enserradas de noyte desde el primero dia de abril fasta pan collido."
  2. "Et aquel que llas non acurralar de nocte desde primero dia de abril fasta pan collido, que peche V morabetinos: la meatade a palazo et la meatade al conceyo."
  3. "Et lo alcalle et lo casero que fuere del obispo en Mayalde sean poderosos de prindar por estos V morabetinos, et que non perdone a nenguno".
Escudo de Peñausende.svg
 
Peñausende se encuentra a unos 27 km de Zamora y 39 de Salamanca. El municipio  lo constituyen las localidades de Figueruela de Sayago, Peñausende y Tamame, todas ellas situadas en la parte más meridional de la histórica y tradicional comarca de Sayago y de la provincia de Zamora, lindando con la comarca salmantina de la Tierra de Ledesma, con la que comparten paisaje, historia, cultura y tradiciones.
Para algunos autores, el nombre de Peñausende tiene su origen en el nombre de Sabaria, que era un territorio semiautónomo, entre los reinos Suevo y Visigodo, en los siglos IV y VI que ocupaba la zona que va de Benavente a Salamanca y de Sayago a Simancas. Por tanto, la comunidad de Peñausende y sus aldéas fue la que conquistó Leovigildo y, acaso, toda la región vaccea, con la cántabra y La Rioja.
Las peñas.Si bien el significado de la primera parte de su nombre (peña) es clara, la segunda parte (usende) plantea dudas. Sobre esta segunda parte, habría una última posibilidad de que derivara del vocablo latino "absens, -entis" con significado actual de "ausente".
Las peculiares características defensivas del término de Peñausende, unido a condicionantes económicos y políticos, Acceso a la parroquia de San Martín de Tours.convirtieron desde antiguo esta El rollo.plaza en un importante cruce de caminos.
Los romanos introdujeron sus calzadas, en esta zona básicamente de tierra y pequeños puentes de piedra para permitir el paso sobre arroyos o regatos. Posiblemente de esta época sea la «Calzada de Peñausende» al igual que la «Calzada Mirandesa». Actualmente se sitúa a Peñausende como una de las poblaciones por las que pasaba la Vía de la Plata,​ y por tanto en la principal vía de comunicación del occidente peninsular.
Conserva restos de un castillo de la orden de Santiago. Esta fortificación desempeñó un notable papel defensivo durante el periodo de la Reconquista, reconvertido en la actualidad en uno de los principales miradores de la provincia de Zamora, entre los que también se encuentra el peñausendino Teso Santo. Conserva un rollo jurisdiccional, en la actualidad incompleto, que en su día pudo ser usado como picota para el castigo de reos. Su iglesia parroquial, bajo la advocación de San Martín de Tours, es en la actualidad su edificio principal. Este templo fue construido a finales del siglo XI o principios del XIIy recrecido a finales del siglo XV o principios del XVI, lo que le confiere una peculiar fisonomía de estilo románico en transición al gótico.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Folleto información sobre la ruta del día 26

Club Deportivo de Senderismo Santa Marta K-mina

RUTA VILLARDIEGUA DE LA RIBERA A MIRANDA DO DOURO (26 DE NOVIEMBRE DE 2017)

VILLARDIEGUA- MOLINOS DEL PONTÓN- MIRADOR DE PEÑA REDONDA– CHIVITEROS DE TORREGAMONES- FUERTE NUEVO- MIRANDA DO DOURO (18 KM)

     Villardiegua de la Ribera es un municipio de la provincia de Zamora, integrado en el Parque Natural de Arribes del Duero (arribes zamoranas)

     El casco urbano del pueblo, es además un auténtico museo por los elementos que aparecen incrustados en diversas viviendas, antiguos vestigios de la ocupación de la zona desde épocas primitivas, entre ellos: estelas romanas, ídolos prerromanos, verraquillos e inscripciones y una piedra de forma fálica, de carácter ritual, empotrada en la pared de piedra de una cortina junto a la cabecera de la iglesia, cuya finalidad era potenciar la fertilidad.

     Hay que hacer especial hincapié a La Mula o Yegua, (como se conocía antiguamente), esta última denominación pudo ser el origen del nombre de Villardiegua o lo que es lo mismo la “Villa de la Yegua”. La mula realmente es un verraco vetton de la II edad de Hierro, de 2’10 m de largo por 0’75 m de ancho tallado en una sola pieza, traído del cercano castro de Peña Redonda o San Amede. Cuidadosamente labrado, con detalles anatómicos, pero formas ambiguas, aparenta ser un toro con la cabeza baja, en posición de embestir y la frente perforada, para la colocación de cuernos. Con una antigüedad de 2.500 años, la escultura forma una sola pieza con la peana y tiene enterrada tanta parte como la que se ve.

clip_image002 clip_image004 clip_image006

MAPA DE LA RUTA COMPLETA

image

1er tramo de la ruta (7 km)

     Saldremos de la plaza donde están la iglesia y la Mula y tras recorrer los lugares más emblemáticos, nos dirigimos siguiendo los indicadores del GR 14 o Senda del Duero, en dirección hacia el “Castro de San Mamede y Peña Redonda”. Este camino discurre a lo largo del Arroyo del Pontón entre huertos y cortinas típicas arribeñas, llegando hasta un yacimiento donde quedan vestigios de la antigua actividad minera de origen romano, donde aparecen señalizados los campos de cazoletas que servían para moler. La minería que se desarrolló en la zona de Villardiegua de la Ribera proviene de un yacimiento de oro primario o en roca. Los filones se encontraban asociados a diques de cuarzo que rellenaban diferentes fallas dentro del zócalo granítico. La extracción del mineral se hacía por medios mecánicos. Después, se realizaba una primera selección, separando la mena aurífera del granito y del cuarzo. Tras la selección se trituraba y machacaba la roca, utilizando grandes mazos y cazoletas excavadas sobre los canchales de granito, hasta reducirla a fina arena. En esta fase se podía calentar el material para deshacerlo y liberarlo más fácilmente de los sulfuros. Posteriormente se lavaba la molienda, aprovechando el agua del arroyo, y mediante una batea se separaba el oro del polvo de cuarzo.

CARTEL RUTA CAZOLETAS MOLINOS DEL PONTÓN

clip_image016 clip_image018 clip_image020

     Antes de llegar al Castro y a los restos de la Ermita de San Mamede, nos desviamos del camino principal para ver un conjunto de molinos y un mirador, los de la Ribera del Pontón. Es una pequeña ruta señalizada, de ida y vuelta de unos 1.300 m. con un poco de desnivel donde es posible contemplar once molinos en distinto estado de conservación, algunos están rehabilitados y la belleza de una cascada que forma la ribera en época de lluvias. Existe también un pequeño mirador con una buena panorámica.

     Dejando atrás la Ribera del Pontón, una pista más ancha y cuidada nos conduce hasta los restos del castro de Peña Redonda, antiguo castro vettón construido sobre una pequeña colina, que se encuentra delimitada al sur por el arroyo de Fenoya, al oeste por los cortados del arribanzo, con un desnivel de 150 metros, y al norte y al este por dos vaguadas, actualmente aterrazadas.

     El nombre que se dio a este castro posteriormente, conocido también como San Amede o San Mamede, deriva de la ermita, construida en las proximidades del castro de Peña Redonda hacia finales de la Edad Media y que se mantuvo en pie hasta el siglo XIX, erigida en honor a San Mamés, santo cuya devoción trajeron peregrinos del camino de Santiago. En su construcción se utilizaron materiales procedentes del castro, de los que se han recuperado, entre otros, algunos fragmentos de la Segunda Edad del Hierro, y también de la época Romana, Medieval y Moderna. A la extraordinaria importancia histórica y arqueológica de este enclave se une la posibilidad de contemplar impresionantes vistas del cañón del Duero

PANEL Y MIRADOR DE PEÑA REDONDA

clip_image022 clip_image024

2º tramo de la ruta (3 km): De Peña Redonda a los Chiviteros.

     Desde la parte alta del castro, el camino inicia el descenso hasta la vaguada del arroyo Fenoya. Tras vadearlo por el Puente de la Rinconada, la senda inicia una subida en dirección Torregamones que nos adentra en un bello encinar donde el camino se ensancha.

     Durante la subida aparecen diversos desvíos que se van dejando a los lados. Uno de ellos lleva hasta los chiviteros de Torregamones, un conjunto de catorce construcciones en piedra y con techos de escoba, orientadas hacia el sur, que tenían la finalidad de proteger a los chivos pequeños del frío y de daños causados por pisoteo de las cabras o por depredadores como los zorros. Para lo cual, se introducían los animales en estas pequeñas cabañas, cerrando su puerta con una laja de piedra lo suficientemente pesada para que ningún animal la pudiese mover. Junto a este grupo, aprovechando el abrigo de una roca, se encuentra también la cabaña del pastor. Recientemente, todo el conjunto ha sido restaurado añadiéndole carteles informativos referentes a la vida pastoril.

PUENTE DE LA RINCONADA CHIVITEROS

clip_image026 clip_image028

3er tramo de la ruta (8 km): De los Chiviteros a Miranda Do Douro pasando por el Fuerte Nuevo

Seguimos dirección Torregamones durante 2 km y nos desviaremos a la derecha en un cruce donde aparece indicado (“Miranda do Douro” y “Fuerte Nuevo”). Este camino pertenece a la llamada “Calzada Mirandesa”, que ya en tiempos de los romanos era paso obligado para entrar en tierras portuguesas.

Caminaremos otros 2 km y nos volvemos a desviar a la derecha en un cartel que pone “Fuerte” Es una pequeña senda (ida y vuelta 2km) que sube hacia el llamado “Fuerte Nuevo” o “Fuerte de los Franceses”, desde donde hay unas vistas espectaculares de Miranda Do Douro.

CARTEL RUTA MIRADOR PANEL EXPLICATIVO

clip_image030 clip_image032 clip_image034

La guerra con Portugal en 1640 (Guerra de Restauración portuguesa) y la situación fronteriza de la provincia de Zamora con el vecino Reino, propició cambios defensivos que dieron lugar, entre otros, a la construcción del “Fuerte Nuevo” de Torregamones.

     Así, frente al territorio portugués y por tanto muy cerca del río, nos encontramos este fuerte, también utilizado después por las tropas de Carlos III en su lucha contra los portugueses, consecuencia de que cada país había optado por un aliado distinto como respuesta a la rivalidad entre Francia e Inglaterra. Los portugueses tenían una tradicional amistad con los británicos, mientras que los españoles del siglo XVIII se mostraban favorables a los franceses debido a los "Pactos de Familia", ya que en los dos países reinaban miembros de la dinastía borbónica.
     Gran parte de la historia de los últimos siglos de Torregamones ha estado vinculada a su condición de pueblo de frontera. El Duero ejerce de frontera natural entre España y Portugal, y hasta la construcción de la presa hidroeléctrica no existía ningún puente en las inmediaciones para pasar de un lado al otro. Durante los años de la guerra y los primeros tiempos del franquismo el contrabando estaba a la orden del día, a pesar de que la zona estaba bastante vigilada. A partir de la construcción de la presa de Miranda do Douro, finalizada en 1961, y la consecuente carretera entre un país y otro (carretera conocida en el pueblo como "la internacional"), se dispuso un control fronterizo que dejó de utilizarse el 1 de enero de 1993 con la entrada en vigor del Mercado Único Europeo.

     A la vuelta volvemos a coger el camino de la Calzada Mirandesa para comenzar el descenso por un sendero estrecho y angosto hasta La Presa de Miranda (2 km) Finalizaremos la ruta en el edificio de lo que era la aduana en la zona española, antes de cruzar el puente de la presa.

     Precaución dado que en la bajada hay mucho desnivel y hay que cruzar la carretera general donde nos esperará el autobús, para luego subirnos a visitar Miranda do Douro.

www.minube.com/que_ver/portugal/norte/miranda_do_douro

FINAL DE RUTA

clip_image036 clip_image038 clip_image040

Ruta organizada por:

Silvia Paule y Montse Mañoso con la colaboración de Paloma Rosell y María Jesús López.

viernes, 20 de octubre de 2017

Información Ruta de Alfoso XIII

CRONICA DE LA ETAPA DE ALFONSO XIII

Día 23 de junio de 1.922. Casares de Las Hurdes – Las Mestas.

Otro instante del viaje de Alfonso XIII a Las Hurdes, retratado por Pepe Campúa al salir de una de las viviendas de dichaHombres, niños y mujeres enfermos llegaron muy temprano al campamento de Casares. El Dr. Varela, en presencia del Rey, realizó un examen médico a cada uno de los visitantes que se acercaron a las tiendas donde pernoctaba el rey. El cura de Casares, que había presidido momentos antes una comisión para solicitar del Rey mejoras en Vegas, recibió 900 pesetas con destino a los pobres y una cantidad de quinina para los palúdicos.

Minutos antes de las nueve de la mañana, y entre grandes aclamaciones, don Alfonso ascendió por el puerto del Carrascal con dirección a Cabezo, acompañado por el Ministro de la Gobernación, el Conde de la Romilla, el doctor Marañón y otras personas de su séquito.

Después de contemplar el panorama desde un punto en que se divisaban todas Las Hurdes, Las Batuecas, la Sierra de Francia y Candelario, descendieron por el lado opuesto de la montaña, a pie. Momentos antes de llegar a la alquería de Riomalo, el Rey se sentó sobre unas piedras para descansar un momento, que aprovecharon los vecinos para acudir a recibir al Monarca y exponerle sus problemas.

En aquellos contornos vivían unas sesenta familias muy difícilmente ya que la tierra era apenas aprovechable, lo cual les obligaría a trasladarse a otros lugares. Dice un cronista que la entrada en Riomalo fue conmovedora: “hombres, niños y mujeres rodeaban al Rey. Algunas personas le besaban las manos y llorando le decían que nunca hubieran podido creer que el Monarca pudiese llegar hasta allí por la dificultad del viaje”.

En la alquería de Ladrillar, la mayor y más próspera de Las Hurdes, aguardaba al Rey el Obispo de Coria. Don Alfonso entró en la iglesia bajo palio. Un coro de niñas cantó el himno del Congreso Eucarístico. En casa del cura párroco, se sirvió un refresco que el Rey y su séquito agradecieron especialmente, porque el calor era en aquellos momentos como un azote de fuego. Mientras el Monarca tomaba su limonada, el cura párroco le habló de un libro sobre la Historia de Las Batuecas que había escrito, a lo cual respondió el Rey que lo consideraba interesante y lo publicaría por su cuenta.

Aún quedaba mucho camino por recorrer, y don Alfonso se despidió del pueblo entre vítores. La marcha bajo aquel sol de mediodía fue muy dura. A la una de la tarde llegaron a Cabezo, donde la mayoría de sus habitantes vestían el traje del Campo Charro; el recibimiento fue más que entusiasta. A la salida de la iglesia, donde se cantó un Tedeum, se acercó al Rey una mujer para rogarle que uno de los médicos que le acompañaban visitase a su marido que se hallaba enfermo. En la crónica de ABC se dice: “el doctor Marañón vio al enfermo y dijo que se trataba de una pulmonía; recetó, y al despedirse de la mujer, ésta intentó darle 10 céntimos”.

Alfonso XIII retratado por Pepe Campúa en Las Hurdes mientras organizaba el reparto de alimentos, en el viaje que realizó junto al Doctor Marañón

Y otra vez se puso en marcha la comitiva para detenerse en un lugar pintoresco de las afueras, donde aguardaba el convoy. Al almuerzo, que se sirvió bajo frondosos árboles, invitó el Rey a los jefes y oficiales del 19 Tercio de la Guardia Civil. En el curso de la comida el Monarca recibió un telegrama con la noticia de que el Mariscal Wilson había sido asesinado en Londres.

Antes de continuar la excursión, el párroco de El Cabezo recibió 1800 pesetas con destino al vecindario necesitado, así como 60 cajas de quinina para los enfermos de Riomalo de Arriba y Ladrillar. En Las Mestas, Tedeum, refresco y conversación con las autoridades locales, cuyo alcalde vestía el traje típico de Salamanca. El Rey hizo grandes elogios del Obispo de Coria y de la misión evangélica que viene realizando en Las Hurdes. Antes de despedirse, el Monarca entregó 1.000 pesetas para los pobres.

Senda de Alfonso XIII Sendero PR - CC 212

Mirador de las Carrascas-Riomalo de Arriba-Ladrillar-Cabezo-Las Mestas.

La ruta lógica seria empezar en Casares de Las Hurdes (600 mts. altitud), nosotros la empezaremos en el Mirador de Las Carrascas (1.200 mts de altitud), desde donde podemos contemplar magníficas vistas panorámicas del valle del río hurdano y del río Ladrillar, así como la Sierra de la Granjera, Sierra de las Mestas y Lomo del Cordón, nos hemos quitado 3.5 Kms. y 600 mts de desnivel en positivo.

Empezaremos la ruta por un sendero en descenso, entre vegetación de monte bajo y castaños, vamos cubriendo ruta para llegar a la alquería de Riomalo de Arriba (800 mts. altitud), típica por su arquitectura de piedra y pizarra. Salimos del sendero para coger pista de tierra hasta llegar a la fuente de entrada al pueblo.

Después de contemplar la arquitectura Hurdana, cogemos ruta de nuevo por la carretera que nos lleva a Ladrillar, y a 1 kilómetro, enlazamos por la derecha, con el sendero de tierra junto al río, recorrido prácticamente llano entre vegetación de ribera y cultivos locales. En 45 minutos más o menos nos encontraremos en Ladrillar (700 mts. altitud).

Saliendo de Ladrillar por la carretera, a unos 300 metros, por la izquierda, iniciamos el siguiente tramo que nos conduce a Cabezo. Este tramo requiere la tranquilidad del senderista para disfrutar de un paisaje espectacular. Subiendo poco a poco, por camino empedrado en algunos tramos, encontrándonos varios arroyos, olivos y huertos. Seguimos camino hasta un mirador construido de madera que nos permite recrearnos con las vistas que nos ofrece la naturaleza. Rápidamente nos encontramos con una pasarela de madera para sortear el cauce de un arroyo, con una fuente en la entrada. En ascenso y vegetación de castaños, algunos enebros y monte bajo hasta una cueva con una virgen y una pequeña fuente por debajo del camino (1000 mts. altitud).

De nuevo en el camino, para descender progresivamente por una senda que habilitada en tramos de pedriza hasta llegar al arroyo denominado “la cabrera”. La bajada hay que hacerla zigzagueando entre encinas. De nuevo un merendero de madera en el paraje denominado “la silla del corro”. Al llegar por debajo del “risco gordo”, divisaremos el pueblo de Cabezo que descenderemos entre pinares, llegando al depósito de captación de agua (650 mts altitud), donde se inicia la pista forestal que nos conducirá hasta Las Mestas.

Nos queda el último tramo que discurre en su totalidad por pista forestal, con un recorrido de 5 kilómetros. Observamos en el recorrido huertos, olivares y pinares. Ya llegando a la localidad de Las Mestas (500 mts de altitud)., al final de la pista, bajaremos tranquilamente por un cortafuegos, y al final del mismo cogemos un descenso a la derecha que nos lleva zigzagueando hasta detrás de un complejo turístico y a la carretera de acceso a la localidad, donde nos encontraremos un chiringuito con piscina natural para darse un baño y unos pasos más adelante una fuente y merendero.

TIPO DE RUTA: Lineal

DISTANCIA: 20 Km.

DIFICULTAD: Media-Baja

ACUMULADO POSITIVO: 550 Mts.

ACUMULADO NEGATIVO: 1.200 Mts.

Mercedes y Carlos